El misterio de los baños



El misterio de los baños



En tantos programas de ZN desde el año 2.000, tuvimos infinidad de testimonios sobre acontecimientos aparentemente paranormales en oficinas públicas, hospitales, escuelas, boliches bailables, regimientos... Y en la Legislatura, puntualmente, también. Luciana es una oyente del programa que tenía algo para contar en vivo, en la radio. 

    -Estamos al aire... bienvenida, Luciana... 

    -Hola buenas noches, yo trabajo en la Legislatura a la noche, soy personal de limpieza. Somos dos chicas, nomás, haciendo limpieza en los pasillos, y en algunas oficinas de los diputados. En el tercer piso están los baños de mujeres y varones, enfrentados. En ambos hay un baño que tienen inodoro y bidet, pero están cerrados con llaves, y los demás cubículos tienen pasador, por supuesto que por dentro. Pero en el de hombres siempre había un baño con pasador puesto, que estaba cerrado, y nosotros pensábamos que ese baño estaba clausurado. Aunque intentamos abrirlo, con mi compañera, ¡¡nunca pudimos!! Hasta llegamos a patearlo para que se abra. Una noche mi compañera buscó una escalera de madera y se subió para ver qué pasaba que no se abría. Desde arriba vio que la puerta tenía puesto el pasador, y quiso sacarlo, pero no alcanzaba con el largo de su brazo. ¡¡Yo bajé para seguir limpiando en el segundo piso, y cuando ella descendía de la escalera buscando el palo de escoba para abrir... se le abrió sola la puerta!! Me llamó a los gritos y, cuando subí hasta donde estaba ella, me contó lo que había pasado, pero ahora la puerta estaba otra vez cerrada. Entonces subí la escalera y por arriba ve que estaba el pasador colocado, pero cuando bajé, ¡¡se me abrió la puerta a mí!! Esto pasa en la Legislatura. 

    - ¿Y se escuchan sonidos, ruidos, pasos...? 

    -Se escucha bastante. Te explico: en la parte de abajo está la gente de seguridad, y no hay nadie más. Y ellos no suben, a menos que vos los llames. ¡¡Y los ascensores suben y bajan solos!! 

    - ¿Las descargas de los baños se accionan solas? 

    - ¡Ay, sí, por favor! en el de los varones es impresionante!! 

    -Luciana, ¿no son de esos baños que largan el agua de manera automática, cada cierto tiempo? 

    - ¡No, no! Imagina que son construcciones viejísimas, que tienen muchos años, y hay un mingitorio en el que se tira sola la cadena. Y te digo que nosotras estamos de noche, trabajando hasta en los días domingos... 

    -Lucy, ¿y qué pasa cuando les comentan estas cosas a otra gente que no tiene acceso a ese lugar? ¿qué les dicen? 

    - ¡Je... se ríen... yo estuve trabajando en el predio del Poncho, en la parte de Cultura... no te imaginas lo que es eso! ¡¡Estábamos desde las siete de la tarde, hasta las once de la noche, y ese lugar sí que es tétrico!! ¡¡Es súper tenebroso!! 

    - ¿Por qué? 

    -El problema aquí también estaba en los baños, teníamos miedo porque son tan grandes, y quedan lejos, pero en este caso los baños estaban dentro del predio, donde se realizó la Expo-Olivo, en el primer pabellón, donde es Cultura ahora. Nosotros limpiábamos, y en lo mejor que estábamos se te cerraban las puertas. Y esas puertas fueron traídas de Estados Unidos y tienen una llave especial, y solamente hay dos ejemplares de llaves que, si se pierden, no se abren más. 

    -Luciana, ¿sabías que en ese predio pasaban muchas cosas raras? 

    -Nos habían comentado. ¿Sabés que la gente de seguridad, los chicos que estaban ahí, decían que en el escenario mayor donde se hace la fiesta, se veía que entraban y salían personas cuando ya las luces estaban apagadas... porque a las 22 horas se apagan todas las luces del predio, queda todo a oscuras, salvo los faroles que están en el ingreso... 

 







Esta publicacion tuvo: 813 visitas

/El-misterio-de-los-banos.php

Ultimas Historias

ZonaNegra
La chica del baile

En una de las emisiones de Zona Negra se comunicó Jorge, un joven que comenzó narrando

Continuar leyendo
ZonaNegra
Leyenda del arbol de sal: la historia del regalo de Cotaa a los mocovies

Según la leyenda, el árbol de la sal es un helecho gigante que parece una palmera, y c

Continuar leyendo
ZonaNegra
Acostumbrados a lo Paranormal

Me dirigí a la casa de Daniela, en el barrio 40 viviendas, porque nos habían dicho que

Continuar leyendo
?>