El niño del campito



El niño del campito



   En las zonas periféricas de las ciudades suelen suceder algunas experiencias por demás sorprendentes. En algunos casos están emparentados con baldíos que no se encuentran cerrados perimetralmente y donde las personas hacen como una senda de uso público. 

   Los relatos nos llevan hasta un joven padre de familia que trabaja en un local de venta de celulares. Como todas las jornadas sale al amanecer y regresa a la noche a su hogar. La situación que se presenta es que tiene que pasar un campito, que las personas transitan durante el día, pero a la noche (salvo una urgencia) nadie lo cruza. 

   Aquel jueves a la noche, pasada las veintidós horas, el hombre se coloca el casco y sale de regreso a su casa en su motocicleta. Durante el trayecto se acuerda que siempre sus hijos le reclaman algo para comer, ya sea una pizza o algún tipo de sándwich. Para evitar nuevamente salir con su moto, decide hacer una parada en una pizzería. Luego de hacer el pedido se sienta y espera unos minutos. La espera se hizo bastante larga porque los pedidos esa noche fueron interminables. Pasadas las veintitrés y treinta, vuelve a ponerse en marcha, ahora sí con rumbo definitivo a su hogar. 

Para no tardar tanto se dirige por el campito haciendo una cortada. En el medio del lugar escucha el llanto de un niño, para su vehículo, se saca su casco y con la luz de la moto comienza a buscar al pequeño que llora. Cada vez el llanto y el sollozo es más próximo, hasta que cerca de unos escombros puede ver a un niño como de tres años, sentado en los pedazos de ladrillos, dándole la espalda. Con su corazón de padre pensó: “si lo abandonaron, le voy a pedir a la policía que esta noche duerma en mi casa, demasiado es para un niñito de corta edad sufrir este abandono, en este lugar y estas horas”. 

Seguidamente colocó el casco sobre la moto y con la luz de su celular trató de observar al menor. Cuando le divisó la cara era como el de un viejo, muy arrugada, sus ojos desorbitados, su boca era como para dentro un vació… por unos segundos quedó paralizado, hasta recobrar sus movimientos, subirse rápidamente a su moto y salir del “Campito”. Como pudo, llamó a la policía que se hizo presente al instante. Los policías también escucharon el llanto y los sollozos de este niño, pero a medida que llegaban al lugar de donde provenía el sonido, saltaba a otro más distante, y hasta en un momento sintieron que el llanto provenía de adentro del móvil policial. La búsqueda fue infructuosa, no encontraron nada. Los llantos siguieron como hasta la tres de la madrugada por todo el campito. A las pocas semanas la municipalidad convocó a los dueños del terreno para que hicieran un alambrado perimetral, porque pasaban muchas “cosas raras”, sobre todo, en horas nocturnas. 

 







Esta publicacion tuvo: 571 visitas

/El-niño-del-campito.php

Ultimas Historias

ZonaNegra
La leyenda del Amovindo, un hombre cruel convertido en un monstruo

El mito del Amovindo es un relato popular de Catamarca, Argentina, que cuenta la historia de un homb

Continuar leyendo
ZonaNegra
La maldicion de los 13 años

ESCRIBE: DANIEL HUERTA     Vas a leer una historia realmente increíb

Continuar leyendo
ZonaNegra
El demonio entre nosotros

Después de muchos días buscando algún material sobre exorcismo realizado en est

Continuar leyendo
?>